COMPRAR SILLAS ESCANDINAVAS TIENE TRUCO

¿Quieres una silla escandinava? Ya tienes mucho ganado. Pero ahora, queda lo más complicado: encontrar el equilibrio entre el diseño y la comodidad, decidir el tipo de silla escandinava que mejor encaje con nuestra personalidad y, por supuesto, el que se complemente a la perfección con el estilo que hemos escogido para nuestro hogar. Es curioso como las sillas de estilo escandinavo, por mucho que parezcan sencillas y de líneas pulidas, tienen mucho más que decir de lo que parece. 

Por eso, es importante acertar a la hora de comprar sillas escandinavas, ya que son una parte integral de la decoración de cualquier estancia. Ya sean sillas para comedor, escritorio o cocinas escandinavas, no hay espacio para el azar en su elección. Descubre qué ventajas aportarán a cada espacio, qué color es el más apropiado (una silla escandinava blanca, una silla escandinava negra, una silla escandinava gris o una silla escandinava de colores), dónde encontrar una silla escandinava barata y, por supuesto, jamás descartes la posibilidad de decantarte por una butaca escandinava

Consigue el toque final para tu decoración con estos trucos y enamórate de las sillas escandinavas, ¡todo el mundo a sus asientos!

por página
Mostrando 25 - 32 de 43 items
Mostrando 25 - 32 de 43 items

Todos los espacios de tu hogar tienen una silla escandinava en común

Que el estilo escandinavo haya influenciado a los hogares de todo el mundo, no es por casualidad. Y es que esta tendencia de diseño potencia lo mejor de cualquier casa: su luz, su amplitud y su sentimiento acogedor. Así pues, una silla escandinava barata es uno de los primeros pasos para adaptar esta decoración a cada una de las estancias de tu casa. Existen muchísimas de variedades de sillas de cocina escandinavas, sillas de comedor escandinavas o sillas de escritorio escandinavas, lo más importante es que sepas sacarles el máximo partido e introducirlas bien con el resto de mobiliario. 

  • Cocinas escandinavas. La cocina suele ser el corazón de los hogares, por eso, tiene que ser un espacio agradable y especial. De todos modos, no podemos olvidar su carácter funcional y práctico. Una cocina escandinava siempre parecerá más limpia y ordenada, eso es gracias a los muebles minimalistas, las encimeras vacías y, por supuesto las sillas. Una buena opción de silla de estilo escandinavo para una cocina sería una silla escandinava blanca de plástico, emulando la silla Eames, puesto que es cómoda, ocupa poco espacio y se puede limpiar fácilmente si se vierte algún alimento. 

  • Comedor escandinavo. Una de las características fundamentales del estilo escandinavo es la búsqueda de la calidez, en contraste con el clima en el que surgió esta tendencia. Este efecto se consigue con materiales naturales como la madera y el algodón. Y si hay alguna estancia de la casa que tiene que transmitir esta sensación acogedora de inmediato, es el comedor. Escoge una silla escandinava con patas de madera o una silla escandinava de tela y acertarás seguro. 

  • Escritorio escandinavo. Las oficinas y los estudios de estilo escandinavo siempre son un éxito, ya que esta tendencia apuesta firmemente por el orden y la funcionalidad. Utiliza cajoneras para tenerlo todo ordenado y la mesa despejada y complementos de líneas sencillas. Si quieres darle un plus de elegancia y atemporalidad, las sillas para escritorio escandinavas de cuero y varillas metálicas son para ti. 

No todo es blanco o negro, escoge: una silla escandinava blanca, negra o gris

Una vez elegido el tipo de silla escandinava y la estancia que ocupará, otro de los elementos decisivos será el color. Las principales opciones son las sillas escandinavas blancas o las sillas escandinavas negras, aun así, no todo es blanco o negro y las sillas escandinavas grises son la prueba. Además, cada vez hay más modelos de sillas escandinavas de colores que rompen con la sobriedad de esta tendencia de decoración. 

  • La silla escandinava blanca contribuirá a ampliar el espacio y potenciará la luz natural. Este color es ideal para las casas y los apartamentos más pequeños que quieran aprovechar al máximo su espacio. 

  • La silla escandinava negra crea un contraste perfecto con el blanco impoluto del blanco predominante del estilo nórdico. Este binomio nunca pasa de moda y funciona en todas las habitaciones. 

  • Por otro lado, la silla escandinava gris le dará un estilo más elegante y sofisticado. Si buscas un estilo sobrio, atemporal y de un aspecto pulido para tu casa, el color gris será una buena elección. 

  • Por último, si quieres darle un toque más moderno y juvenil, necesitas una silla escandinava de colores. El azul, el rosa o el verde, tanto en tonos pastel como en tonos más intensos, funcionarán de maravilla. 

Las butacas escandinavas y todo lo que tienes que saber sobre ellas

A medio camino entre una silla y un sillón escandinavo nórdico, las butacas son un asiento con brazos y respaldo, pero no demasiado voluminoso. Así pues, si necesitas un asiento para utilizar a menudo, debes tener en cuenta la comodidad. Las butacas de estilo escandinavo serán más cómodas cuanto más alto sea su respaldo y viceversa. Al mismo tiempo, esto definirá también si es una butaca clásica, con el respaldo alto, o moderna, con el respaldo bajo.